AIM Chile - asociación de investigadores de mercado de Chile > Destacado Portada > BEATRIZ BONET: “CERTIFICACIÓN DE CALIDAD SERÁ IMPORTANTE SELLO DIFERENCIADOR PARA EMPRESAS Y GARANTE DE CALIDAD PARA CLIENTES”

BEATRIZ BONET: “CERTIFICACIÓN DE CALIDAD SERÁ IMPORTANTE SELLO DIFERENCIADOR PARA EMPRESAS Y GARANTE DE CALIDAD PARA CLIENTES”

La gerente general de AIM, que desde hace cuatro años se encuentra a la cabeza de la organización gremial, afirmó que el proceso comenzará a materializarse durante el segundo semestre del próximo año. El objetivo es contar con empresas certificadas a diciembre de 2016.

“Estamos apuntando a que la Certificación AIM sea un sello valorado y asociado a calidad”. Con estas palabras, la gerente general de la Asociación de Investigadores de Mercado (AIM), Beatriz Bonet, se refirió a uno de los grandes desafíos que impulsa la organización gremial: una certificación de calidad propia y que será requisito fundamental para todas las compañías que pertenecen y deseen ser parte de AIM.

beatriz_bonet

¿Por qué AIM decide implementar un sistema de certificación?
El tema de abordar la calidad de los procesos que rigen a la industria se venía conversando desde hace mucho tiempo, incluso desde antes que yo llegara. Hay una certificación internacional específica para las empresas de investigación de mercado, que es la ISO 20252, pero su implementación resulta muy costosa como para que sea exigida a todos los asociados. Entonces, nuestro objetivo consistió en desarrollar un sistema de certificación que fuese asequible para todas las empresas. Me reuní con Jorge Astete, auditor que siempre ha estado muy ligado a la AIM, para buscar la forma de obtener una certificación de calidad que pudiera ser una exigencia para todas las empresas AIM. Y ahí nació la idea de crear una certificación propia, con un estándar de calidad definido por nosotros y que utilice varios conceptos de esta norma internacional ISO 20252. Nosotros queremos que sea una fuente de calidad para las empresas y no una fuente de negocio para la AIM.

¿En qué consiste esta certificación?
El proceso de certificación tiene varios hitos y uno que es muy relevante dice relación con la auditoría. Todas las empresas que quieran obtener esta certificación van a tener que someterse a un proceso de auditoría externa. Este proceso se iniciará durante el segundo semestre de 2016 y se espera que a fines de ese año, las empresas asociadas a AIM logren esta certificación de calidad. Para estos efectos, a fines de noviembre realizamos una capacitación que estuvo a cargo de Jorge Astete.

¿Cómo ha sido la respuesta de las empresas para este proceso de certificación?
Ha sido muy buena. No ha habido mayor problema porque se trata de un estándar de calidad que busca ordenar los procesos que ellos como empresa ya están realizando. La exigencia no es más que eso: ordenar y ser súper riguroso con los procedimientos que hay detrás de cada estudio.

¿Qué implicancia cree que va a tener esta certificación para la industria?
Confío en que las implicancias, si bien no van a ser inmediatas, creo que a largo plazo va a ser un sello que se va a valorar y que se va a asociar a calidad. Las implicancias no solamente van a ser internas para las empresas, sino que para los clientes que contraten estudios va a ser una garantía de que los procesos y los estudios que se realicen van a tener un determinado nivel de calidad “garantizado”.

¿Los clientes actualmente no confían en los procesos de las empresas?
Se asume que el trabajo está bien hecho y lo más probable es que así sea, pero sin duda, el hecho de que exista un sello que garantice que los procesos que se realizan obedecen a una norma internacional, reconocida por todos, generará mayor confianza. La competitividad que hoy existe en la industria es altísima. Esta certificación será un importante sello diferenciador para las empresas. Y el cliente sabrá valorarlo así. Además, el sello tiene una vigencia de un año, vale decir, las empresas deberán auditarse cada año para mantenerlo vigente.

Ver más noticias