Noticias

El valor de la Certificación de Calidad de Servicio de AIM

El objetivo de esta iniciativa es asegurar un estándar de calidad para la industria en materia de tratamiento de los datos, proceso de investigación y relación con los clientes, que diferencie y distinga a aquellas empresas que lo poseen. Empresas Ekhos y Feedback son las primeras empresas en obtener este sello en lo que va del año.

La Certificación de Calidad de Servicio de la AIM es una iniciativa que parte en 2016 para materializar el compromiso del gremio por ofrecer un servicio óptimo a sus clientes. Su objetivo es garantizar que las empresas pertenecientes a la Asociación cumplan con prácticas de control y seguimiento en sus estudios, que permitan dar garantías de confianza a los clientes a la hora de contratar investigaciones de mercado, social y de opinión.

Las primeras auditorías se hicieron en el año 2016 y a la fecha 15 organizaciones han cumplido con el proceso obteniendo el certificado AIM, el cual es válido por un periodo de dos años y se basa en normas internacionales y pautas determinadas por la asociación. “El estándar de Calidad de Servicio AIM está basado en los principales requisitos de la norma ISO 20252 de Investigación de mercado, social y opinión, además de elementos del Código de Ética de AIM”, explica Jorge Astete, gerente general de Valida Group y auditor del estándar AIM.

 En lo que va del 2020, las empresas Ekhos y Feedback han sido las primeras en someterse al proceso de certificación otorgado por la Asociación.

En el caso de la empresa de investigación y comunicación Ekhos, esta firma se unió a AIM en enero de 2019 y declara que este fue “un paso natural en el proceso de maduración de la empresa”, afirma Gonzalo Tapia, socio y director de la firma.

Desde Ekhos destacan además el hecho de haber pasado por el proceso de auditorías durante el contexto de la pandemia. “Estamos recibiendo una certificación en el momento más difícil de la aplicación de estudios de opinión pública e investigación de mercado, lo cual demuestra que incluso en estas circunstancias somos capaces de responder a los clientes con estudios realizados con estándares de calidad de clase mundial”.

Por su parte, la empresa Feedback obtuvo la revalidación de la certificación obtenida en 2016. Al respecto, Juan Pardo destaca que a nivel de industria el proceso de certificación permite que las empresas generen un estándar que asegure que “el producto que compra el cliente es confiable y válido”.

“En la medida en que las empresas puedan asegurar un estándar de calidad en sus procesos, contribuimos a que se recoja información de mejor calidad y nos ayudamos entre todos en la industria”, Juan Pardo, director y socio de Feedback.

 

La Certificación de calidad AIM

Jorge Astete, gerente general de Valida Group y auditor del estándar AIM, describe que para obtener la certificación, las empresas se deben someter a un proceso de auditoría que certifica el cumplimiento del estándar en materia de tratamiento de los datos, proceso de investigación y relación con los clientes.

De acuerdo a Astete, el estándar AIM pone “un fuerte énfasis en el resguardo de la confidencialidad de la información que entrega el entrevistado”. Junto a ello, el código de ética de la asociación pone foco en la transparencia de las compañías. “La empresa no puede comunicar o atribuirse competencias que realmente no tiene. En la auditoría se revisa la infraestructura declarada y se verifica que la empresa efectivamente cumpla con lo que comunica”, explica el auditor.

Otro énfasis importante tiene que ver con la calidad del proceso de investigación. Entre los aspectos que se consideran está la capacitación y supervisión de encuestadores, además de la existencia de controles de calidad para evitar errores en los procesos de tratamiento y codificación de datos.

Finalmente otro aspecto importante tiene que ver con la relación con los clientes. “El estándar AIM busca asegurar que las empresas se hagan cargo de los reclamos y midan la satisfacción de sus clientes”, explica Jorge Astete.

Para el gerente general de Valida Group y auditor del estándar AIM, esta certificación es un elemento diferenciador para las empresas. “Hoy el mundo de la investigación está súper atomizado. La idea de AIM es que tenga un valor que las empresas estén en la asociación y que se sometan a algunos controles básicos que esperamos para la industria”, recalca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *