Socios

IPSOS: Siete de cada 10 chilenos estaría dispuesto a usar vacuna para COVID-19

La mayoría no espera que la vacuna esté disponible antes de fin de año; el miedo a los efectos secundarios es la principal razón para no querer vacunarse.

En una nueva encuesta de Ipsos a casi 20.000 adultos de 27 países en nombre del Foro Económico Mundial, el 74% declara que recibiría una vacuna para COVID-19 si estuviera disponible. Sin embargo, el 59% no espera que esta sea una opción antes de finales de este año. La razón más común de quienes no recibirían una vacuna es la preocupación por los efectos secundarios (56%) o debido a la duda sobre su eficacia (29%).

Los países donde la intención de vacunación Covid-19 es mayor son: China (97%), Brasil (88%), Australia (88%) e India (87%). Donde la intención es menor: Rusia (54%), Polonia (56%), Hungría (56%) y Francia (59%).

En Chile apenas un 38% de los chilenos cree que la vacuna estará disponible para ellos antes del término del año 2020. Y 7 de cada 10 estaría dispuesto a vacunarse si estuviera disponible. El 30% restante comenta sus razones: a un 52% le preocupan los efectos secundarios, un 20% no cree que vaya a ser efectiva, un 19% cree que no tiene tanto riesgo de contraer la enfermedad, mientras que el 18% restante declara no estar a favor de las vacunas en general.

Sobre lo anterior, Carolina Suez, directora de comunicaciones de Ipsos cree que “no hemos tenido información clara sobre los avances logrados respecto a la vacuna, esto genera el bajo optimismo de lograr que la vacuna esté disponible en el país antes del término del año”. Y agrega: “creo que un 70% dispuesto a vacunarse es un número alto y consistente con el promedio global, y respecto a la principal razón para no hacerlo ‘el miedo a los efectos secundarios’ se disipará en cuanto otros países comiencen la prueba de esta y se demuestre lo contrario”.

Razones para no vacunarse

En los 27 países, China destaca por su optimismo, con el 87% de los encuestados confiando en que una vacuna estará lista este año. El acuerdo también es alto en Arabia Saudita (75%) y la India (74%). Por el contrario, el escepticismo prevalece en Alemania, Bélgica, Japón y Polonia, donde menos de uno de cada cuatro adultos anticipa que una vacuna estará disponible en algún momento de los próximos cuatro meses.
A los casi 5.000 adultos encuestados que no tienen intención de vacunarse se les preguntó por qué no lo harían. En cada uno de los 27 países, la razón #1 es la preocupación por los efectos secundarios, citada por un 56% de esas personas a nivel mundial. La segunda razón más común es la duda sobre su eficacia, (29%). Y la tercera razón más común es la percepción de no estar lo suficiente en riesgo, con 19%.

La oposición general a las vacunas es citada por el 17% de los que no recibirían una vacuna COVID-19 a nivel mundial, cifra que se eleva hasta un 30% en Rusia e Italia.

Revisa el estudio completo aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *