Noticias

TúInfluyes.com: «En nuestro estudio mensual preguntamos lo que la gente quiere que se pregunte»

Publicado el
Fundada en octubre de 2019, esta agencia de investigación y sondeo social de opinión pública busca innovar a través de un modelo abierto y participativo. Conversamos con su director, Axel Callís, sobre el trabajo de esta agencia y sus motivaciones para sumarse como nuevos socios de AIM.

Buscamos intercambiar saberes y experiencias, tener discusión entre pares y perfeccionarnos. Si uno no se mira con otros es difícil mejorar” afirma Axel Callís, director de TúInfluyes.com, sobre las motivaciones que tuvo la empresa para incorporarse a AIM en diciembre de este año.

Luego de desempeñarse por una década en La Moneda, primero como director de Planificación de Gobierno entre 2000 a 2006 y luego como jefe de Gabinete y Legislación en la Subdere del Ministerio de Interior, Callís experimentó como usuario las diversas limitaciones de las encuestas en Chile. “Muchas no me satisfacían en términos de cobertura. Esto se daba en el contexto del encarecimiento del cara a cara y los problemas de las encuestas telefónicas”, explica.

A juicio de Callís, la principal brecha que existía en ese momento era que las encuestas políticas no distinguían a los electores. “Se nos mezclaba la voz del que votaba con la voz del ciudadano”, explica.

Callís, señala que ya en ese entonces se intuía un malestar en la ciudadanía, pero las encuestas no tenían la suficiente profundidad para establecer una explicación. “Me tocó participar como cliente en 35 focus y ahí me di cuenta que la brecha entre lo cualitativo y lo cuantitativo era enorme. El mundo de los estudios políticos cualitativos operaba en base a la recordación más que a la opción real. Hay una brecha entre el top of mind y la conducta”, señala.

Un modelo basado en la participación

Motivado por esta necesidad, en octubre de 2019 fundó TuInfluyes.com, una agencia que tiene como principales ejes la transparencia y la participación de la ciudadanía. “La empresa nace en base al principio que la gente cree que los estudios de opinión pública se hacen a ciertas personas y a otras no. Dicen, a mí nunca me han encuestado por lo tanto no tiene validez”, señala.

Para revertir esta idea, TuInfluyes.com se configura como un panel online basado en un modelo popular de participación con un estándar riguroso. “Chequeamos que los datos de las personas sean verdaderos. En términos de confiabilidad y validez no estamos lejos de las encuestas cara a cara”, destaca Callís.

Junto a esto, las encuestas de TuInfluyes.com se caracterizan por dejar espacio a preguntas abiertas donde las personas puedan expresarse.

“Cuando las personas se explayan con libertad aparecen los hallazgos sociológicos. A veces preguntamos lo que la gente quiere que se pregunte”, detalla Callís.

El pre testear las preguntas, afirma, les ha permitido ir más allá de las respuestas correctas. Por ejemplo, al preguntar de manera abierta por los atributos de quienes van a redactar la nueva constitución, en sexto lugar salió el patriotismo. Estos hallazgos también les ha permitido medir el impacto de las teorías conspirativas en la percepción sobre las vacunas. “Hacemos mucho pretest, más que para cerciorarnos de que las preguntas estén bien hechas, para detectar los temas que la ciudadanía quiere saber”, asegura Callís.

“Estamos en un estado de asamblea mental permanente”

“Esta es una empresa nueva, nacimos junto al estallido, llevamos un año y nos ha ido bastante bien. Cuando la gente se encerró muchas personas se querían expresar. Nos tardamos ocho meses en construir el panel que teníamos proyectado construir en tres años. Se aceleró la construcción del panel por las ganas de hablar de las personas”, destaca Callís.

A juicio del director de TuInfluyes.com, hoy más que nunca las personas desean conversar sobre el futuro, algo que a su parecer ha permitido darle un matiz de esperanza a la crisis económica actual. “Es un portal que se abrió. Estamos en un estado de asamblea mental permanente. Los amigos están discutiendo, la familia, los vecinos. Las personas están hablando del futuro. Eso es bueno porque se abre una expectativa y se puede renovar la confianza. Por primera vez la gente está pensando en cómo quiere que sea la alegría que no llegó”, concluye Callís.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *