Noticias

El valor de pertenecer a AIM

Publicado el
Los inicios de AIM se remontan a 1984 ante la necesidad de aunar criterios para el buen desarrollo de la industria de la investigación de mercado. Fue así como un año más tarde, se conforma la Asociación de Institutos de Estudios de Mercado y Opinión. En 1986 la organización presenta el primer estudio de distribución económica basado en el modelo de ESOMAR, estableciendo con esto el primer modelo de gran consenso de la industria chilena.

Desde sus comienzos, AIM ha promovido las buenas prácticas y la colaboración entre los miembros de la industria con el fin de contribuir al constante desarrollo y perfeccionamiento de la investigación en el país. Es así como en 2016 la asociación presentó el Estándar de Calidad de Servicio AIM, un proceso de certificación que permite que las empresas socias obtengan un sello que da cuenta del cumplimiento de estándares de calidad en materia de tratamiento de datos, investigación y relación con los clientes.

Actualmente AIM se encuentra en un proceso de crecimiento, buscando ampliar su base de socios más allá de las empresas, para integrar a centros de estudios, instituciones académicas y personas naturales dedicadas a la investigación en Chile.

El objetivo de esta iniciativa, es sumar a todos los actores que forman parte de las distintas fases de los procesos de generación y transformación de datos para la toma de decisiones. Esto con el fin de seguir contribuyendo al desarrollo de nuestra industria, visibilizando el trabajo de calidad que hoy se hace en el país, educando a la comunidad respecto a nuestra actividad, generando lazos con actores relevantes y promoviendo los mayores estándares de ética y transparencia en nuestro quehacer.

Nuestra invitación a todos los que se sienten parte del mundo de la investigación es a formar parte de AIM, para que a través del diálogo y la colaboración podamos seguir fortaleciendo nuestra industria y con ello potenciar nuestro aporte al desarrollo del país y a la representación de la ciudadanía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *