Noticias

Impacto público, certificación de calidad y visibilización: los beneficios de ser socios de AIM

Participar en la definición de los estándares técnicos de la industria, contar con una vitrina para exponer los resultados de investigaciones y ampliar las oportunidades de establecer redes de colaboración a nivel nacional e internacional, son solo algunos de los beneficios de pertenecer a AIM. Conversamos con Rafael Céspedes, director de Provokers y Dionisio Seissus, operations director Latam de Kantar Worldpanel Division, sobre las ventajas de formar parte de la asociación.

Actualmente son 21 las empresas que pertenecen a la Asociación de Investigadores de Mercado y Opinión Pública, AIM. La organización –que actualmente se encuentra en un proceso de apertura a nuevos actores del mundo de la investigación–, ofrece una serie de servicios y oportunidades que forman parte de su oferta de beneficios a los socios.

Impacto en el ámbito público

El objetivo de AIM es promover la realización, desarrollo y protección de la industria de la investigación. Como parte de esta misión, la asociación desarrolla acciones con el fin de fortalecer y defender el trabajo del sector ante la opinión pública. Así lo destaca Rafael Céspedes, director de Provokers, empresa socia de AIM.

“Hasta ahora la AIM ha sido una cámara de empresas, hago la diferencia porque cuando uno está trabajando como cámara, está tratando de poner el gremio en una mejor posición para la sociedad”, afirma.

Por su parte, Dionisio Seissus, operations director Latam de Kantar Worldpanel Division, empresa socia de AIM, destaca la importancia de la asociación para construir una visión común como industria con el fin de establecer metodologías robustas que tengan una fundamentación técnica.

“Como en cualquier sector, la discusión interna sobre cómo hacemos crecer la industria con mejores metodologías y mejor calidad de la información es central para fortalecernos y ser mejores en lo que sabemos hacer. Creo que ese es el espíritu que tiene que existir en un mundo de sana competencia”, señala Seissus. El representante de Kantar Worldpanel Division agrega que el trabajo gremial permite “buscar parámetros comunes que hacen que nuestros clientes puedan tener la opción de elegir a la mejor empresa para sus requerimientos específicos, con parámetros estandarizados como una única clasificación de GSE para facilitar la compatibilidad de los estudios”, resalta.

Certificación y compromiso con la calidad

Uno de los principales ejes de AIM es promover las buenas prácticas dentro de la industria. Para esto ha impulsado una Certificación de Calidad. Luego de pasar por un exhaustivo proceso de auditoría, las empresas socias pueden obtener el sello AIM que certifica que cumplen con estándares de excelencia en cada una de las fases del proceso de investigación, tanto en la gestión del trabajo técnico, en la recogida de datos en campo y en la gestión y tratamiento de los datos.

“La certificación transmite y da confianza clave al mercado y a nuestros clientes. En la medida que trabajamos bajo esos principios éticos y metodológicos estamos asegurando temas como la transparencia en alcance y limitaciones de los estudios. Es imposible pensar que los estudios son perfectos, lo que tenemos que hacer es tener responsabilidad y ser transparentes respecto a los instrumentos de medición, cómo se analizaron los datos, y los niveles de representatividad de la información”, señala Dionisio Seissus.

Visibilización y colaboración

Junto al compromiso con la calidad, AIM se ha propuesto ser una plataforma para la visibilización del trabajo de investigación de los socios. A través de su sitio web, newsletter, redes sociales y eventos, la asociación ha dispuesto de múltiples espacios para destacar los estudios de los asociados y contribuir a tener una ciudadanía más y mejor informada.

Además, destaca el trabajo de la asociación en la creación de redes tanto nacionales e internacionales, que contribuyen a mejorar el trabajo del sector a partir de la transmisión de experiencias y conocimientos especializados.

“Tener mayor visibilidad es uno de los principales beneficios para nuestra empresa, pero también estar conectados con una industria y con las redes nacionales y globales a través de organizaciones como ESOMAR o GreenBook. AIM se encarga de difundir los eventos y esa conectividad es un plus súper importante además de la visibilidad”, resalta Rafael Céspedes.

El director de Provokers valora además la posibilidad de generar alianzas con otras empresas de la asociación con el objetivo de atender los requerimientos de algunos de sus clientes. “Hay habilidades que tienen otras empresas y que yo por ejemplo no tengo. En estos casos acudo a empresas de AIM que en otro contexto serían competencia pero que hoy son aliados. Antes eso era impensado”, afirma Céspedes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *