Noticias

Estado benefactor y proambiental: estudio AIM revela las preferencias ciudadanas en temas claves para la nueva constitución

El estudio “Voces Ciudadanas para la Constituyente” fue elaborado de manera colaborativa por las empresas pertenecientes a la Asociación de Investigadores de Mercado y Opinión Pública (AIM). Entre sus principales resultados, la investigación muestra un consenso ciudadano respecto a mantener el período presidencial de cuatro años, incentivar un Estado proambiental y promover un Estado benefactor. Los temas que causan más disenso son la preferencia por un régimen semi presidencial o presidencial y la tensión entre mantener un congreso bicameral o establecer uno unicameral.

Aportar con elementos de información a la ciudadanía para una decisión informada es el principal objetivo del estudio “Voces Ciudadanas para la Constituyente”. La iniciativa fue desarrollada por las 21 empresas pertenecientes a la Asociación de Investigadores de Mercado y Opinión Pública (AIM), organización que agrupa a las principales firmas del sector. Además, colaboraron otras tres empresas del rubro.

“Se trata de una experiencia inédita donde empresas que usualmente compiten entre sí, aunaron voluntades para sacar adelante este proyecto. A través de esta iniciativa buscamos contribuir a la formación ciudadana y a la labor de los constituyentes”, señala Juan Pardo, presidente de AIM.

Alta expectativa y confianza en el proceso

El estudio destaca por reunir diversas técnicas de recolección de información, ya que contempló una fase cualitativa con entrevistas audiovisuales, una etapa cuantitativa a través de una encuesta, además de un estudio de cobertura mediática y audiencias. “Gracias al uso de paneles online logramos una muestra robusta de 2.873 casos con una cobertura nacional que habría sido imposible incluso previo a la pandemia”, destaca Paula Contreras, directora de AIM.

Uno de los resultados del estudio que más sobresale es la alta expectativa ciudadana. De acuerdo con la encuesta, 1 de cada 3 personas tiene mucha confianza que el proceso constitucional permitirá resolver los problemas como las pensiones, la calidad de la salud, la educación, el empleo o los sueldos. La misma proporción tiene mucha confianza en que el nuevo acuerdo social traerá cambios positivos para el país, la democracia y la forma en que regulamos nuestra vida social y económica.

No obstante, estas altas expectativas se ven matizadas por temores dentro de la ciudadanía, los cuales quedaron reflejados en las opiniones de los entrevistados. “Los más optimistas temen que este proceso no conduzca a nada nuevo y que toda esta energía, inversión de tiempo, dinero y sueños no lleve a un cambio relevante. El temor de los pesimistas es que lleguemos a una constitución que sea negativa para el país, que haga más dificultosa la gobernabilidad y tenga impactos negativos para la economía”, explica Anabril Cerda, investigadora y directora de AIM.

Poca información y moderado involucramiento

A pesar de que el estudio muestra una amplia valoración de la relevancia del proceso constituyente –un 62% considera la elección de constituyentes como muy importante–, la nueva constitución aparece en el lugar 11 (13%) de los 17 problemas que deben ser resueltos con mayor urgencia en el país. La lista es encabezada por la delincuencia (39%), salud (36%), pensiones (28%) y educación (25%).

Los temas de mayor importancia para la ciudadanía van alineados con la cobertura mediática. De acuerdo con el estudio, entre agosto de 2019 y febrero de 2021 el tema constitucional ha ocupado un 5,9% del tiempo de los noticieros centrales, detrás de temas sectoriales y sociales –que incluye salud, pensiones y educación– (41%), judicial y policial (15%), deportes (13%) e internacional (7%).

Al analizar los niveles de información e involucramiento de la ciudadanía, la investigación muestra que sólo el 27% de los encuestados tiene un nivel alto de información y solamente el 18% se encuentra altamente implicado en el proceso.

“El índice de implicación consolida en un solo indicador una serie de actividades vinculadas al proceso, como leer la actual constitución, consumir noticias relacionadas, conocer los candidatos y sus ideas, participar en conversatorios y conversar con cercanos sobre lo que se espera de la nueva constitución. El estudio muestra una alta asociación entre el nivel de implicación y la participación en el plebiscito de 2020, donde un 78% de los que reportan altos niveles de implicación corresponde a personas que declaran haber votado”, detalla Paulina Valenzuela, investigadora y directora de AIM.

Los contenidos de la nueva constitución

En materia de contenidos, el estudio da cuenta que los cinco derechos más importantes para ser garantizados en la nueva constitución son el derecho a la educación (61%), protección de la salud (54%), seguridad social –pensiones– (48%), derecho al agua (43%) y derecho a vivienda (39%).

Junto a ello, la encuesta consultó por un conjunto de 10 definiciones que podrían estar incluidas en el texto constitucional. “Al poner a las personas frente a estos polos y explicarles en detalle qué significaba cada uno, hay un conjunto de elementos que genera consenso y otros disenso, ya que no existen acuerdos mayoritarios”, explica Alejandro Pinto, investigador y director de AIM.

A la hora de observar los principales consensos destaca que el 79% de los encuestados prefiere mantener el periodo presidencial de 4 años y un 78% prefiere un Estado proambiental versus un Estado procrecimiento (22%). Adicionalmente un 76% se muestra partidario de un Estado benefactor versus un Estado subsidiario (24%).

En materia de disensos, los encuestados se dividen en un 51% que prefiere un régimen semi presidencial y un 49% que desea mantener el presidencialismo. Junto a esto, un 54% desea mantener el voto voluntario y un 46% prefiere inscripción automática con voto obligatorio. En tanto, un 55% opta por un Congreso unicameral, mientras el 45% cree que es mejor mantener una estructura bicameral.

“Consideramos que hay consenso cuando al menos dos tercios están de acuerdo en una posición, manteniendo la misma lógica que la Convención. El estudio indica que hay un conjunto de temas sobre los que debería ser fácil ponerse de acuerdo, sin embargo, hay otros donde es necesario acercar posiciones. Creemos que el debate no está polarizado y que más bien existen grupos con un peso equivalente en posición contraria. Al mismo tiempo, vemos bastantes acuerdos que son transversales respecto de lo que debería tener la nueva constitución”, finaliza Juan Pardo, presidente de AIM.

Descarga el estudio completo aquí

Descarga el cuestionario Voces Ciudadanas

Descarga el Reporte Técnico Encuesta

Descarga el libro de códigos BBDD

Descarga BBDD Voces Ciudadanas 

Descarga BBDD Voces Ciudadanas 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *