Socios

Ipsos: Uno de cada cuatro clientes de instituciones financieras en Chile ha sido alguna vez víctima de fraude

Según un estudio de Ipsos, la percepción de amenaza o riesgo entre los clientes de instituciones financieras es muy amplia, con 3 de cada 4 que ha recibido correos o mensajes considerados una amenaza de fraude, y más de la mitad que ha recibido llamadas también destinadas a fraude.

La empresa socia de AIM, Ipsos, dio a conocer su más reciente informe “Fraude en servicios financieros”, en el cual analizó las respuestas de 750 personas que son clientes de entidades financieras, todos ellos mayores de edad y pertenecientes a todas las regiones del país. Entre los clientes se consideró a personas con cuenta corriente o tarjetas de pago (débito, crédito de banco o casa comercial), donde cada enrtveistado respondió por todas las instituciones donde es cliente.

Entre las entidades evaluadas se encuentran, Banco BICE, Banco Security, Falabella, Hites, Banco de Chile, Santander, Banco Estado, Itaú, Cencosud, La Polar, Banco Ripley, Banco Falabella, Scotiabank, BCI y Abcdin.

Principales resultados encuesta de opinión:
  • Uno de cada cuatro clientes ha sido víctima, alguna vez, de un fraude por clonación o uso fraudulento de sus medios de pago, en crédito o débito. Entre quienes han sufrido un fraude, un poco más del 25% lo ha vivido más de una vez.
  • Casi la totalidad (95%) de quienes han sufrido un fraude han denunciado esto a su institución financiera, pero solo algo más de la mitad (56%) han tenido su dinero de regreso. Más aún, cerca de un tercio (31%) no ha tenido ningún tipo de solución, respuesta o compensación por parte de su banco o institución asociada a sus medios de pago.
  • Respecto al dinero perdido cada vez que alguien es víctima de alguno de estos fraudes, en general las cifras son bastante parejas: el 27% asegura haber perdido más de $500.001, el 24% entre $250.001 y $500.000, el 25% entre $100.001 y $250.000, y el 24% menos de $100.001. El promedio de lo perdido por quienes han sido víctimas de estafas financieras es de $430.000.
  • Dos de cada tres (67%) clientes creen que las instituciones están invirtiendo poco o nada en seguridad para proteger las transacciones de sus clientes. Sin embargo, hay una percepción de que los bancos están permanentemente comunicando en torno al tema: más del 70% declara recibir frecuentemente información de educación y alerta frente a fraudes, pero de alguna manera sienten que la responsabilidad sigue siendo de ellos.
  • En cuanto a la percepción de autoprotección, solo la mitad de los clientes se declara preparado para prevenir amenazas o fraudes. Esto implica que la comunicación debe seguir siendo permanente.
  • Por otro lado, frente a los recientes cambios normativos o legales frente a la responsabilidad que le corresponde a los distintos actores en situaciones de fraude, un 60% de los clientes de medios de pago se declara no informado o no conoce la nueva ley (21.234) de fraudes financieros.
  • Quienes la conocen (40%), declaran su conocimiento principalmente respecto de a quién le corresponde probar que las operaciones denunciadas no fueron autorizadas por el cliente o que las instituciones deben restituir los fondos defraudados dentro de 120 días desde ocurrido el fraude.
Revisa el estudio completo aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *