Socios

Rubik: ¿Qué han sentido los chilenos en esta pandemia?

Publicado el
Centrados en los aprendizajes y procesos de las personas, la empresa Rubik Deep Thinking dio a conocer el estudio «Devuelta» que buscó conocer los sentimientos, emociones y percepciones de la ciudadanía en medio de la crisis sanitaria.

A través de un meta relato cualitativo, la empresa socia de AIM, Rubik, buscó comprender el sentir de las personas entendiendo la pandemia como un proceso emocional profundo. El trabajo de campo fue realizado entre el 3 y 9 de agosto de 2021, con un target de hombres y mujeres C1,C2 y C3 entre 25 y 60 o más años.

El estudio analizó temáticas como la relación de las personas con las marcas, los efectos de la pandemia y las distintas fases que hemos vivido a través de ellas.

Principales resultados:
  • La pandemia nos ha entregado un lienzo en blanco para reinterpretar nuestro pasado, reescrito nuestro presente y visualizar el futuro desde un nuevo prisma.
  • Hemos vivido tres fases: repliegue, reconexión y reencuentro, con distintas emociones y percepciones en cada una de ellas.
  • En la fase de repliegue, desde el miedo nos replegamos a nuestro refugio, «mirando la vida» desde nuestros hogares siendo testigos del desconcierto. El miedo fue un sentimiento transversal, nos enfrentamos a la muerte con la incertidumbre: cualquiera podía enfermar, cualquiera podía morir, cualquiera podía quedar sin trabajo. Sin embargo, fuimos manejando estas vulnerabilidades con autocuidado y empatía.
  • En la fase de reconexión, nos fuimos adecuando al miedo y la vulnerabilidad, resignificamos nuestra libertad y también nuestros vínculos y relaciones. Rehabitamos nuestros espacios, reasignamos roles y revalorizamos lo conocido y también lo nuevo. Además, también resignificamos el mundo laboral.
  • Finalmente, llegamos a una fase de reencuentro, comenzamos a reescribir el volver y conectar con otros en espacios externos compartidos. Queremos volver, pero aún nos enfrentamos a ciertos recelos y cuestionamientos.
  • En cuanto a la relación con las marcas, las personas sienten que no están conectando con ellas. Sienten que no ampararon al ciudadano vulnerable. Son percibidas como poco sensibles, con poca consciencia de su entorno y de las necesidades y valores del nuevo ciudadano.
  • Ante marcas indiferentes, las personas están buscando marcas deferentes. Las pequeñas marcas y los emprendimientos cobran más fuerza que nunca.
  • Es importante que las marcas acompañen a sus consumidores en sus procesos, aprendizajes y estrategias, y volver a conectar.
Revisa el informe completo aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *